Víctor Viciano: Acciones en defensa del ferrocarril en la Safor y la Marina

Trenes estacion norte valencia

El pasado 4 de abril se reunieron, entre otros, en la vecina ciudad de Dènia un importante elenco de representantes de la sociedad civil de La Marina Alta y de La Safor, varios diputados en Corts Valencianes como Víctor Soler (diputado del PP por Gandía), Josep Nadal (diputado de Compromis), Rosa Mustafá (diputada del PSPV-PSOE), Toni Woodward (diputado por Ciudadanos), el alcalde de Dènia Vicent Grimalt (PSPV-PSOE), la teniente de alcalde de Xabia Isabel Bolufer (PSPV-PSOE), la concejala en Xabia Kika Mata (PSPV-PSOE), la concejala del PP en Denia María Mut, la representante de Ciudadanos Denia Susana Mut,  el representante de Podém Marina Alta Jaume Monfort, por Compromis estuvieron también Víctor Climent, Ángel Oltra, Francesc Miralles, por CCOO-PV la delegada de Sanidad Cloti Iborra y por el Sindicato Ferroviario (SF-Intersindical) la delegada territorial por Alicante Sonia Tendero, además de numerosas asociaciones vecinales y empresariales.

El motivo de la reunión fue la de coordinar esfuerzos para exigir al Gobierno del Estado Español la inclusión en los Presupuestos Generales del Estado de una partida presupuestaria para la ejecución del tren Valencia – Gandía – Denia – Alacant, con esta intención se convoca una manifestación el día 5 de mayo en Denia y en la que participen representantes de todas las comarcas afectadas (aunque en esta reunión no había representación política ni asociativa ni sindicales de todas, ya que no estaban convocadas ni las de L’Horta Sud, ni la Ribera, ni La Marina Baixa, ni de l’Alacantí).

Una vez más la política busca su nicho de votos en algo tan manido como es el tren Gandía – Denia o la línea ferroviaria Valencia – Alacant por la costa. Muy trillado ya el tema y que aparece siempre que hay un vacío de propuestas políticas o que se acercan las siguientes elecciones. Necesitamos realidades y no marketing político, necesitamos verdaderas propuestas económico – sociales y no humo electoralista.

Pero entremos en materia.

¿Cual es la realidad?

INCLUSIÓN EN LOS PRESUPUESTOS

Desde hace décadas todos los gobiernos de España han incluido en sus presupuestos generales una partida que tenía como objetivo este ferrocarril, dineros que unas veces han ido a parar a estudios una y mil veces realizados sobre viabilidad, infraestructura, trazado, expropiaciones… y que en otras ocasiones han acabado en el cajón de los justos. Por lo tanto es una obviedad lo propuesto para el presupuesto.

EL TRAZADO DEL TREN

 El tren ya existe y funciona entre Valencia y Gandía por uso de RENFE -que todavía no ha pasado a manos del gobierno valenciano en la descentralización del servicio de Cercanías, a diferencia de Catalunya-, también existe entre Alacant y Dénia, en este caso a manos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (descentralizados y procedentes de FEVE) cuyo servicio se presta con unidades eléctricas entre Benidorm y Alacant, siendo diesel en el servicio Benidorm a Denia, línea ésta para la que se estudia la incorporación de seis trenes de motor eléctrico-diesel y cuya vía entre Altea y Calp ya se ha renovado, estando en ejecución el tramo Calp a Denia gracias a las protestas y manifestaciones de trabajadores, usuarios y vecinos de las poblaciones y comarcas por las que corre la vía.

Sigue sin servicio el tramo comprendido entre Gandía y Denia, debido a que ni los gobiernos socialistas (locales, autonómicos y nacionales) ni los gobiernos populares (locales, autonómicos y nacionales) han tenido el más mínimo interés en llevar a cabo la reposición de la infraestructura y del servicio ferroviario, ¿porqué? tal vez intereses ocultos, quizá licitaciones previstas para la explotación del servicio mediante autobuses o la cesión del servicio ferroviario a compañías nacionales o internacionales, no olvidemos que La Unión de Benissa, ALSA y National Express (británica) han ido mostrando sus intereses en la explotación de servicios por carretera y por ferrocarril en el transporte de viajeros, como los de ACCIONA en el transporte marítimo y en el de ferrocarril con mercancías y pasajeros (hablaremos luego de esta conexión con el Puerto de Gandía).

El tramo entre Gandía y Cullera sigue sin estar duplicado por los problemas que genera atravesar las marjales y, en algunos puntos, por la falta de espacio en un entramado de autovías, fortalezas y montes así como de obsoletos túneles que constriñen la ampliación de la infraestrucutra.

El tramo ya mencionado entre Denia y Benidorm, si se ejecuta adecuadamente, puede aumentar la velocidad y el servicio, solo que mientras se mantenga la vía única entre Denia y El Campello poco avance podrá otorgarse a este ferrocarril nacido de manos socialistas, mejorado y ampliado con los populares y al que el nuevo gobierno nacionalista no acaba de pillarle el truco.

LOS PROPIETARIOS DEL TREN

En la provincia de Valencia se hallan dos explotaciones y dos abandonos, por un lado está la extensa red de Cercanías que tiene desarrollada RENFE – ADIF y que sigue en manos de éstas ya que ni los gobiernos del PP ni los del PSPV-PSOE se han atrevido a llevar a cabo la descentralización, que si se ha realizado en otras comunidades autónomas como Cataluña o el País Vasco, las cuales gestionan sus ferrocarriles e infraestructuras transferidas.

El gobierno valenciano sí que mantiene como suya la que fue de FEVE y cuya descentralización sí que admitieron en su día los socialistas, asumiendo así a la “hermana pobre” de los ferrocarriles y transformándola posteriores gobiernos valencianos en el monstruo que es hoy el Metrovalencia que cruza la provincia desde Villanueva de Castellón (a escasos kilómetros de Carcaixent) hasta Lliria y da servicio como metro y tranvía en la capital y localidades de l’Horta Nord y Sud. Como también explota nuestra Generalitat la línea que une desde San Vicent del Raspeig hasta Denia la costa centro – norte alicantina con TRAM-Alicante, el centro-sur por el interior está en manos de RENFE-ADIF hasta Murcia – Cartagena.

Dejó la Generalitat sin funcionamiento la infraestructura y línea que unía Desde Villanueva de Castellón – Carcaixent hasta Gandía – Denia uniendo desde el siglo XIX  ambas capitales, Valencia y Alacant, con un ferrocarril de vía estrecha, como tampoco ha asumido el desaparecido servicio entre Gandía y Alcoi que fue del ferrocarril británico y cuyo trazado la Generalitat transformó en “vía verde”.

Si volvemos a Alacant, en donde se mantiene la transferencia del ferrocarril a la Generalitat Valenciana bajo la marca TRAM-Alicante (FGV) para unas líneas (Sant Vicent del Raspeig – Alicante – Denia) y se mantiene la centralización para otras líneas en manos de RENFE-ADIF (Villena – Alacant- Cartagena), nos encontramos con que sí que ven viable la construcción de una línea valenciana Alacant – Elx (que ya existe en manos de la estatal) y de la prolongación del Tren-Tram alicantino hasta el Aeropuerto de El Altet y olvidan la propuesta de la línea Alacant – Torrellano – Aeropuerto – Santa Pola – Torrevieja que los populares intentaron construir, pero que no fue más allá de estudios y mediciones sin alcanzar a la ejecución del trazado ni las expropiaciones necesarias.

De humanos errar es o, dicho de otro modo, porqué sí que se puede entre Alacant – Elche y no se puede entre Gandía y Denia argumentando que esta fue de RENFE -olvidando el trazado Carcaixent / Gandía / Denia- y pregunto yo: ¿la otra no la sirve ya RENFE que tiene parada en Torrellano y otras 2 paradas en la ciudad ilicitana?

¿RENFE o FGV?¿ADIF o FGV?

La descentralización autonómica permite que los gobiernos autonómicos, en nuestro caso el valenciano, asuman el funcionamiento y coste de las infraestructuras y servicios ferroviarios; en nuestra comunidad dicha experiencia se da relativamente, tanto y cuanto los mejores servicios están prestados por la empresa de transporte de viajeros RENFE y la infraestructura ejecutada y mantenida por ADIF, dos empresas públicas estatales diferentes que se alquilan los usos. La Generalitat Valenciana cuenta con un solo Ente (ya que el GTP, similar al ADIF fue disuelto) para la explotación ferroviaria que no requiere de cánones por usos y derechos sino que es el inversor y recolector de los beneficios o perjuicios de la explotación.

¿Por qué ningún gobierno valenciano se ha atrevido a exigir el traspaso de esta competencia en materia de transporte? Es uno de los misterios a descubrir y el porqué no se proponen partidas para un estudio de viabilidad económica y social de la conexión entre Gandía y Denia que no tiene porqué ser de RENFE, ya que la Generalitat dispone del Ente FGV que puede construir un servicio Tren-Tram (tranviario y/o ferroviario) uniendo las dos comarcas con un servicio costanero para toda la conurbanación que recoge miles y miles de turistas y de habitantes que necesitan acudir a sus trabajos, relacionarse, visitar otras localidades, tramitar gestiones y un sin fin de actividades que no pueden llevar a cabo con un adecuado servicio público y que obliga al uso del vehículo privado.

De hecho nuestra empresa pública ferroviaria valenciana FGV forma parte de proyectos en Rosario (Argentina), en Abu-Dhabi (Emiratos Árabes) y Bogotá (Colombia) ¿y no va a ser capaz de gestionar un ferrocarril autonómico ni un tranvía o tren comarcal? Permítame que le diga que no me lo creo, y déjeme pensar que detrás de todo esto hay algo que no nos cuentan ni los reunidos ni los por reunir.

VAYAMOS A LA FINANCIACIÓN.

Cuando decidimos tener un estado autonómico y aprobamos un paquete de transferencias posibles para la descentralización del Estado, asumimos que esto tenía unos costes, unos costes que se nos van en coches y comidas de diputados en Corts Valencianes, en dietas, y viajes también de los diputados provinciales y, cómo no, en toda la cohorte de asesores y otras malas hierbas que rodean a nuestros munícipes y políticos autonómicos.

Pero para trenes no tenemos, vaya, se nos ha muerto el canario y como nuestros gobernantes autonómicos son incapaces de gestionar unos presupuestos adecuados en donde todo quede recogido en la medida que es necesario, echamos la culpa a los de Madrid, cuando en las Cortes españolas tenemos a valencianos, a alicantinos y a castellonenses que se supone que nos representan en todas las formaciones por las que concurren pero al final, el mercachifle solo nos sirve para decir que qué malos son los otros. Y esto es lo que ocurre en la reunión, que como el Gobierno Valenciano (PSOE-PSPV, PODEMOS, COMPROMIS) no asumen el 50% del gasto que corresponde si la infraestructura la realiza el Gobierno de España (para lo que nos interesa somos más españoles que nadie) entonces la culpa es del Gobierno Central, en este caso del PP ¿y de CIUDADANOS?.

Deberíamos dejarnos de sandeces y de tirar balones fuera, miremos a los catalanes -por poner un ejemplo parental-, ellos sí que han asumido la transferencia al completo y se la gestionan y pagan ellos, sí, con el dinero de todos los españoles, pero… con el dinero de ellos en sus presupuestos autonómicos y de la teta de los presupuestos estatales, son más listos, se pierden menos en diatribas tontas y son más prácticos o, apuntaría yo: más astutos. Tengo yo aquí una caja de klinex para que puedan secarse las lágrimas y quitarse los mocos lagrimeros.

Y hasta aquí, para no hacerme tan pesado en tan extenso artículo, dejaré el asunto de la plataforma para la manifa mayera; ¿no les resulta curioso que entre tantas y tantas entidades participantes -varias decenas entre las agrarias, las turísticas, las empresariales y las vecinales- solo haya representado un sindicato ferroviario? ¿Donde estaba el representante ferroviario de CCOO -¿el de Sanidad?- o de UGT -sindicato que no asistió a la reunión-, ¿porqué no estaban los sindicatos ferroviarios SEMAF, SIF, SCF o los ferroviarios de la CGT? Cuando hablamos de sanidad hay médicos, enfermeras, profesionales de la sanidad, cuando hablamos de educación hay profesores y profesionales de la educación, cuando hablamos de economía hay políticos y empresarios y profesionales diversos, cuando hablamos del tren no hay ferroviarios, solo un representante del ferrocarril, solo una persona profesional del transporte ferroviario…

¿No le da a usted nada que pensar? ¿Dejaría usted que un maestro de escuela decidiese sobre su salud? ¿Dejaría que un profesional de la medicina regulase su tren? ¿Dejaría que un ferroviario gestionara las cuentas de su ayuntamiento? Y es que ya lo dice el refrán “Zapatero, a tus zapatos”. Lo primero que se necesita para hablar del ferrocarril es ferroviarios, es la experiencia del trabajador del tren, es la visión del que conduce o gestiona el tren, ¿cómo podemos hablar del tren cuando entre nosotros no hay ni un ferroviario? Es como hablar de medicina sin médicos o de acudir al quirófano para ponerse en manos de quien no es cirujano. Mucho me cuidaría yo de ponerme en manos ni de ir al apoyo de quien no escucha ni confía en la experiencia del profesional para llevar a cabo sus acciones, salvo que se pretenda otra cosa.

¿Y QUÉ PODEMOS HABLAR DEL TREN AL GRAU Y  PUERTO DE GANDÍA?

De esto nadie habla, ¡caray! Por el momento tenemos un burdo apeadero hecho polvo junto al Centro de Salud del Grau de Gandía y con un cartel que anuncia “Grau i Platja” (¿de Gandía, de Castelló, de Massachussets?), que solo ve un par de trenes al día cuando el motor turístico de Gandía son el Grau y la Playa de Gandía -o como los llama ahora la alcaldesa Diana “los barrios marítimos”, antes fuimos “poblados” y “distrito”-, con una población en torno a los diez mil habitantes y que estos se dirigen a la estación de Xeraco cuando necesitan irse a Valencia, que cuenta con un campus de la Universidad Politécnica de Valencia, con un puerto que ahora ha inaugurado un Ferry conexión a Ibiza, una conexión en manos de ACCIONA, la empresa de ferrocarriles de mercancías y propietaria de la naviera TRASMEDITERRANEA, la cual podría traer trenes de mercancías hasta el puerto de Gandía usando la vía de Cercanías en horarios no comerciales (de noche) o compaginando el transporte de trenes de pasajeros con trenes mercantes en vía única a cualquier hora del día -si es que se lo permiten-, o quizá veamos en el tramo de “vía muerta” que atraviesa El Grau de Gandía  a LOGITREN, la empresa pública ferroviaria valenciana, que se dedica al transporte de mercancías y que une el Puerto de Valencia y el de Sagunto con ciudades y capitales españolas.

(Víctor Viciano, ciudadano y sindicalista)

Deixeu un comentari

Powered by WordPress | Disseny Avant Publicitat