La lluvia no impidió quemar las fallas en la Safor ante miles de personas

_MG_2733 copia

La lluvia persistente que cayó toda la tarde y gran    parte de la noche no impidió cumplir con la tradición: Las fallas de Gandia ardieron a partir de las 23 horas, las grandes, porque las infantiles ya lo hicieron antes. Si bien es cierto, hubo que usar combustible líquido para facilitar el inicio del fuego.

La última en arder fue la del Mercat, la que había recibido el primer premio de la sección especial este año, que fue cenizas sobre la 1,20 horas.

Total normalidad en la “cremà” pues y ausencia de incidentes en una noche que por ser del sábado juntó aún a más miles de personas que otros años anteriores en la capital de la Safor. Efectivos de Bomberos y Protección Civil velaron todo el tiempo por la seguridad de los asistentes al espectáculo y por la seguridad de los edificios cercanos a los monumentos en llamas.

A primera hora de ayer domingo, las calles estaban limpias de cenizas y listas para la procesión de los Ramos.

En Oliva, Tavernes y Xeraco, igual normalidad en la noche final de la gran fiesta de las Fallas.

Deixeu un comentari

Powered by WordPress | Disseny Avant Publicitat