Víctor Viciano: La Comisión de verificación del desarme de ETA

2015-07-08 23.33.11

Gandía y la Comunidad Valenciana han sido objetivo de ETA durante los años de existencia de la banda terrorista que no solo ha producido daños materiales con sus artefactos explosivos sino también dolor y muerte en el seno de familias que residían en el Levante y en el Estado español.

La Comisión Internacional de Verificación del desarme de ETA ha confirmado que ha puesto en manos de las autoridades francesas la información relativa a los depósitos de armas de ETA tras haberla recibido a través de uno de los artesanos de la paz.

La foto del día ofrece rostros que son desconocidos para la mayoría de nosotros, entre ellas el del srilankés Ram Manikkalingam que ha actuado como portavoz de la Comisión Internacional de Verificación, y es fundador de Dialogue Advisory Group, quien ha asegurado que el Estado francés asume la responsabilidad de asegurar y recoger los arsenales entregados y dando por concluida ya la labor de la Comisión.

Junto a Manikkalingam hemos visto dos sacerdotes, uno era Matteo Maríz Zuppi, Arzobispo católico de Bolonia (Italia) y que es un clérigo cercano al Papa Francisco y vinculado a la Comunidad de Sant’Egidio, un grupo que es conocido como la “ONU del Trastevere” por su incesante labor paralela a la diplomacia política y que días atrás ha logrado sentar en la misma mesa para la reconciliación a los delegados de las ciudades libias de Misurata y Zintan, al tiempo que están en la frontera de Hungría ayudando a los emigrantes que esperan en la frontera europea en los campos de refugiados. El otro era Harold Good, Pastor protestante de la Iglesia cristiana Metodista, de origen norirlandés y que fue uno de los dos participantes como testigos independientes del proceso de desarme del IRA en Belfast tras el “acuerdo de Viernes Santo”.

Otro de los asistentes y que también es artesano de la paz y presidente honorífico de la Liga francesa de Derechos Humanos ha sido Michel Tubiana, quien con Michel Berhocoirigoin reclamó que hay que aprender a vivir todos juntos y a aceptar la confrontación democrática.

ETA, ya derrotada policialmente, ha dejado atrás 60 años de asesinatos y de terror en los que han muerto 829 personas, cientos de víctimas heridas y de familias destrozadas así como de hombres y mujeres amenazados.

No ha sido un gran arsenal, al menos no el esperado, pero sí el fin de una obra de teatro de quien finalmente no ha conseguido ninguno de sus objetivos políticos ni militares, La Navarra foral y el País Vasco siguen formando parte del Estado español; sin embargo, quedan 300 asesinatos por resolver, miles de víctimas del terrorismo en familias destrozadas.

Podemos felicitarnos como sociedad al haber acabado con esta lacra pero queda mucho en el tintero acerca de ciertas actuaciones y que solo el paso del tiempo y la memoria histórica darán sentido al tiempo que lo sacan a la luz.

Deixeu un comentari

Powered by WordPress | Disseny Avant Publicitat