Experta del campus universitario de Gandia apuesta por la buena mesa para promocionar el turismo

fideua cdt 5

Belén Tárraga, titulada en Turismo en el Campus de Gandia, ha sido una de las trece personas tituladas UPV reconocidas con el Premio al Mejor Estudiante por el Consejo Social de la Universitat Politècnica de València por su trayectoria académica. El acto de entrega de premios ha tenido lugar el miércoles 8 de marzo.  Los premios del Consejo Social comprenden siete categorías: Mejor Estudiante, Excelencia Docente, Mejor Máster Universitario, Innovación en la Gestión, Investigación UPV, Cátedra Cultura Directiva y Empresarial y Cooperación Universidad – Sociedad.

Uno de los aspectos que ha tenido en cuenta el Consejo Social de la UPV para otorgar el premio ha sido la calidad del Trabajo Final de Grado (TFG) de Belén Tárraga, titulado Aula Gandia Gastronómica, una idea de negocio para la formación y la promoción de la gastronomía valenciana, codirigido por las profesoras Manela Fernández y Lola Teruel.

Gastronomía para dinamizar el sector

Según la titulada Belén Tárraga, queda mucho por hacer para explotar el poder de la gastronomía como atractivo de un turismo de calidad. ‘La gastronomía forma parte del patrimonio cultural y el turismo gastronómico puede ser un gran dinamizador de la economía y la cultura de un territorio’, explica.

Belén Tárraga afirma en su Trabajo Final de Grado, citando investigaciones de diversas fuentes, que en el ámbito de la economía el turismo gastronómico contribuye a integrar horizontalmente la función productiva primaria tradicional (como podría ser la pesca o la agricultura) con la terciaria especializada (como los restaurantes). De esta forma, afirma la titulada en Turismo, se consiguen incrementar las fuentes de ingresos y se mejoran los niveles de renta y empleo de la población local, en especial de las mujeres.

En el ámbito de la cultura, afirma Belén Tárraga, el desarrollo del turismo gastronómico genera acciones de recuperación, conservación y valorización del patrimonio. Estas acciones pasan por la puesta en común y transmisión de recetas ancestrales, la creación de escuelas talleres, la conservación de las formas de agricultura tradicional o el establecimiento de figuras de protección de los alimentos, como denominaciones de origen, indicación geográfica protegida…

El perfil del turista gastronómico

La titulada en Turismo por la UPV afirma que la principal característica del turista gastronómico es que otorga gran importancia a la gastronomía como factor determinante en la elección del viaje. ‘El turista gastronómico es una persona de entre 30 y 49 años, con estudios universitarios, de clase media-alta o alta, que habitualmente viaja en pareja y que valora el patrimonio cultural de un destino, así como su gastronomía’, explica Belén.

En su TFG, Belén Tárraga expone los resultados de un estudio de 2010 de Segittur, la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas, según el cual más de la mitad de la población española (53,95%) afirma que les influye la gastronomía y el vino a la hora de escoger el destino de sus viajes; 7 de cada 10 españoles habían realizado algún viaje con motivación gastronómica, con un gasto diario medio por persona 163,62 € (alojamiento y restauración) ; además, las personas que viajaban por motivos gastronómicos aprovechaban para comprar vino y otros productos gastronómicos (56,82%), disfrutar del patrimonio natural y cultural (49,13%) y visitar bodegas (39,61%) principalmente.

El caso de Gandia

El trabajo final de grado de Belén Tárraga, por el que obtuvo una calificación de Sobresaliente, consiste en la creación de una escuela – taller de cocina, que estaría ubicada en la cofradía de pescadores del puerto de Gandia. Para su estudio de mercado, la titulada constató, por una parte, que no existe este tipo de servicio en Gandia, salvo las experiencias que ofrece el Hotel La Gastrocasa, regentada por un titulado en Turismo del Campus.

Existe, afirma, una demanda no cubierta de este servicio y este tipo de establecimiento serviría para ampliar y diversificar la demanda turística, ya que el perfil del visitante medio de la playa Gandia es un turista nacional que acude a Gandia, en un 70% buscando sus playas y en un 33% su clima.

Una de las grandes carencias que ha detectado la titulada en Turismo a la hora de realizar su trabajo es que no existe un estudio de satisfacción del turista de Gandia sobre los servicios gastronómicos que se les ofrecen: ‘y si no conocemos si estamos dando al turista lo que necesita no sabemos si podemos hacerlo mejor’, explica.

En un futuro, Belén Tárraga querría hacer realidad su proyecto, ‘pero necesito inversores’, o dedicarse a la investigación: ‘falta mucha investigación en turismo, tenemos que conocer el mercado y también como satisfacerlo, para aumentar los resultados del sector’, explica.  Mientras, Belén Tárraga seguirá formándose y también en trabajando en su blog gastronómico, http://elescabeche.blogspot.com.es/, donde comparte recetas que algún día espera poder dar a conocer en vivo y en directo, en su Aula Gandia Gastronómica.

Deixeu un comentari

Powered by WordPress | Disseny Avant Publicitat