Ciro Palmer: crónica de una muerte (política) anunciada

6312-Ciro

Nota del director

Hemos recibido este artículo del edil de Ciudadanos Ciro Palmer, que publicamos en coherencia con nuestro principio de libertad de expresión y pluralidad informativa, pese a que parece ha sido remitido igual al resto de los medios locales.

Seguimos siendo muy críticos con el desvarío político de Palmer y Ciudadanos Gandia, así como lamentamos las veces en que hemos constatado que nos ha dado informaciones no veraces o simplemente falsas. Se trata pues de un político sin credibilidad alguna.

“En el fragor de la batalla política, y más en cuestiones internas de partido, siempre hay pérdidas inevitables pero se dan por superadas si el objetivo final es defender el compromiso políticos que adquirimos en las urnas. En el caso de Ciudadanos Gandía lo dijimos por activa y por pasiva: impedir que el PP de Arturo Torró, Guillermo Barber, Víctor Soler… siguieran cuatro años más esquilmando con sus decisiones la caja pública, sin mesura, y buscar transparencia para los posibles casos de malversación en la legislatura anterior.

En este tiempo, internamente, hemos hecho mucha pedagogía para explicar a nuestros militantes y simpatizantes la postura tan complicada de dar estabilidad a un gobierno con el que tenemos que consensuar todas las decisiones, aunque sean muy dispares. Aportar y ceder desde la responsabilidad en aras de conseguir lo mejor para Gandía. Eso nos hace más vigilantes a la hora de reivindicar nuestras propuestas de ciudad desde una posición moderada.

No hace falta esforzarse mucho para imaginar las presiones directas, indirectas, por tierra, mar y aire de nuestros adversarios políticos. Con especial mención al PP que no ha cejado en el intento de atosigar a políticos y militantes de Ciudadanos en el ámbito local, autonómico y nacional.

Entre tanto se producen las renuncias de Javier Sendra y Daniel Martí que, en un ataque de arrepentimiento aseguran no poder más y abandonan. ¿El argumento esgrimido? no permitir mostrar en público una conversación privada de café que se ha utilizado para extorsionar, por la que ya se informó minuciosamente a los órganos superiores del partido que son conocedores desde el primer momento de todas las circunstancias y por las que se ha pedido disculpas.

Como dije en la Asamblea, me reitero en la negativa de participar en este “Aquelarre”, y más teniendo en cuenta el cariz mafioso del asunto que ha sobrepasado las reglas de la confrontación política. Quizás nos tendríamos que preguntar ¿A quién o quienes le ha beneficiado la emisión tergiversada de la conversación? y ¿En qué momento pasamos de víctimas a verdugos?

Evidentemente que la Dirección Regional se ha pronunciado, aunque quizás no en los términos que a los dimitidos les hubiese gustado. En el proyecto de Ciudadanos Gandía siempre han estado las puertas abiertas para entrar y salir con total normalidad.

Javier Sendra, muy posicionado desde hace tiempo a favor de las vicisitudes de Daniel, puede ser que no se reconozca en la línea política que ha emprendido Ciudadanos a partir de la IV Asamblea Nacional del pasado mes de febrero. La evolución de los postulados socialdemócratas y el acercamiento al liberal progresismo, genera sin duda encajes difíciles con algunos miembros de las bases, aunque la posición de centro continúa manteniéndose intacta.

Caso aparte merece el despechado Daniel Martí cesado de su puesto de asesor municipal y sustituido por Salvador Marí (“la víctima necesaria” para plantear el chantaje). Al tiempo la dirección regional también autorizó la suspensión de militancia de Maximiliano Doncel exsecretario del grupo municipal tras las maniobras orquestadas contra el Coordinador Local.

Daniel siempre se ha mostrado muy interesado en su proyección política y recientemente ha sido estrecho colaborador de la corriente disidente de Ciudadanos, liderada por el ex de Ciudadanos y ahora Diputado no adscrito en la Diputación de Valencia, José Enrique Aguar.

No extrañaría nada que toda la “Performance montada” siguiera el guión establecido y provocara el ruido suficiente para justificar, en un tiempo no muy lejano, la participación de los interesados en otra propuesta política.

Puede ser que esta situación fuera la “Crónica de una muerte (política) anunciada” como siempre el tiempo da y quita razones. De momento dejemos en el aire la apuesta y salud para verlo que es lo más importante.”

Un comentari

  1. Francisco Román González escrigué:

    Me van a permitir que de mi modesta opinión a lo escrito.
    El que se mete en política tal como yo la concibo, es algo maravilloso siempre y cuando te dediques a eso . Pero por desgracia hay muchos que se dicen políticos y de eso nada. Un político ante todo se debe a sus votantes, a ser honrado y eso pasa por llevar a cabo el programa que ha presentado a los ciudadanos. Lo que no se puede hacer es engañar, no se puede estar un día diciendo una cosa y otro día diciendo otra cosa diferente. la credibilidad de una persona es no mentir, no engañar a nadie, y por encima de todo uno está en política para servir y no para servirse . Eso para mi como ciudadano de a pie es lo que más me preocupa, hay que honrado y no ser un falso de la política.

    Respon

Deixeu un comentari per a Francisco Román González

Powered by WordPress | Disseny Avant Publicitat